Pin It

¿Quién inventó el Ábaco?

Cuando alguien escucha la palabra ábaco, de manera típica piensan en una forma rudimentaria de contar que ya nadie usa en estos días. Le sorprendería saber que en algunos lugares como Asia y África, aún hay empleados y comerciantes que lo usan. Estos empleados y comerciantes reciben un nombre especial por usar el ábaco, se les conoce como abacistas. Lea más para aprender acerca de los inventores del ábaco.

El ábaco de Mesopotamia

En algún momento, entre el 2700-2300 aC, apareció el primer ábaco sumerio. Este ábaco era una tabla que tenía varias columnas en sucesión. Se limitaba al orden consecutivo de la cantidad de su sistema numérico sexagesimal. Se cree que el ábaco se utilizaba para sumar y restar, sin embarga, resultaba demasiado arcaico para operaciones más complejas.

El ábaco griego

ÁbacoEl ábaco más antiguo que se ha encontrado data de 300 A. C. Fue hallado en la isla griega Salamis alrededor de mediados de 1840. Esta tabla hecha de mármol blanco tenía varias líneas y marcas en la parte superior. Medía casi 1. 5 metros de largo, 1 metro de ancho y 5 cm de grosor.

El ábaco romano

El ábaco romano se usó hasta el siglo XI. Era una tabla lisa en la que se deslizaba contadores para calcular. Estaba marcado con el sistema numérico romano. Los pequeños grupos representaban unos y otros representaban cincos, dieces y así sucesivamente. Este tipo de conteo estuvo vigente hasta el Imperio Romano tardío. También fue utilizado en la Europa Medieval. Las modificaciones del Papa Silvestre II ayudaron a que el ábaco se volviera más popular en la Europa del siglo XI.

El ábaco chino

El ábaco chino más antiguo se remonta hasta el siglo II A. C., estaba construido de manera diferente que el ábaco. Por lo general medía 20 centímetros de alto, el largo variaba de acuerdo al operador, sin embargo, generalmente tenían más de siete barras. Tenían un marco superior y uno inferior. En el superior había dos cuentas en cada varilla, por lo general hechas de madera, y el marco  inferior consistía en cinco cuentas en cada varilla. Se usaban para más que simples restas y sumas. ¡Los usuarios podían multiplicar, dividir y calcular raíces cuadradas y cúbicas!


Deja tu Comentario