El maquillaje es una industria creciente en el mercado. Su principal objetivo es proporcionar un aspecto juvenil y saludable, ocultando imperfecciones y realzar la belleza de quienes la utilizan. No obstante, la cosmética en general ha desarrollado algunos cambios con el paso del tiempo.

Según Luciana Monzon, portavoz de REVIEWBOX, hubo una etapa donde su fabricación empezó a introducirse en el campo de la artificialidad química e incluso con sustancias nocivas. Sin embargo, en los últimos años se han desarrollado nuevas formas de consumo donde las personas prefieren los productos “orgánicos y naturales” sin parabenos. 

Aunque son productos más costosos que el resto, los nuevos consumidores sostienen que son una inversión a largo plazo, debido a que son menos abrasivos con la piel y evitan el envejecimiento prematuro. Por tanto, el maquillaje es parte de nuestra vida diaria. Sin embargo, ¿conocemos el origen de su invención? 

¿Quién inventó el Maquillaje?

Los primeros en utilizarlo fueron los egipcios. Cleopatra, por ejemplo, utilizaba un lápiz labial rojo que se hacía con el carmín de los escarabajos. Sin embargo el uso más notable era el del khol, la cual consistía en una combinación de metales, plomo, cobre, cenizas y almendras quemadas para delinear los ojos. 

El delineado de los egipcios era algo común. La principal función era curar el mal de ojo y ahuyentar los espíritus malignos. También para proteger la vista de las variaciones climáticas en el desierto. Por otro lado, los griegos y romanos pintaban sus caras con polvos hechos de minerales y piedras molidas. 

Con los años el maquillaje perdió relevancia y a partir de la Edad Media hasta finales del siglo XIX dejó de utilizarse. Las únicas personas que la utilizaban eran las mujeres de clase baja y las prostitutas, quienes se atrevían a usar color en sus rostros. Mientras que las mujeres de clase alta mantenían el rostro natural y se jactaban de su palidez. 

Fue recién a comienzos del siglo XX cuando empezó a utilizarse. Y es que, a finales de 1800 la fotografía tipo retrato ganó mayor popularidad y el uso de maquillaje se convirtió en algo habitual. Pero otro factor que influyó en el maquillaje fueron las películas. Los actores de teatro solían utilizarlo en sus presentaciones y llamaron la atención del público. 

Maquillaje

Sin embargo, se utilizaba un maquillaje muy dramático que no era apropiado para el cine, por lo que en 1914 la compañía Max Factor fabricó la primera base de maquillaje. Posteriormente, desarrolla los lápices de labios y los perfiladores de cejas. En 1920 lanzaron sus productos al mercado debido a la demanda de mujeres que querían parecerse a las actrices de películas. 

En 1915 llega otra de las grandes: Maybelline. La hermana de T.J. William había desarrollado la primera máscara de pestañas con vaselina y polvo de carbón. A la par, Ford consiguió una mejora en el secado rápido del mundo de los esmaltes de uñas. A partir de los años 50 el maquillaje pasó a ser parte de la vida diaria.