¿Quién inventó el Piano?

2018-07-08T17:46:33+00:0018 Nov. 2013|

Hoy aprenderemos quién inventó el piano.

Bartolomeo Cristofori (di Francesco) de Padua es quien inventó el piano

1709 es un año importante en la historia del piano, por esto es conocido como el año en el que el “pianoforte” fue probablemente inventado. En un artículo sobre “gravicembali col piano e forte”, o clavicémbalo con altas y bajas, creado por Cristofori, un escritor llamado Scipione Maffei escribió:

“Todo aquel que disfrute la música sabe que una de las fuentes principales de aquellos hábiles en este arte deriva de el secreto de deleitar a sus oyentes, el cual es la alternación de lo suave y lo fuerte”.

Bartolomé Cristófori nació el 4 de mayo (1655-1732). Se convirtió en un creador y diseñador de claves, y para 1688, su reputación atrajo la atención del Príncipe Ferdinando de Medici de Florencia, hijo del Gran Duque de Tuscany. El príncipe era dueño de cuarenta clavicémbalos y espinetas, y contrató a Cristofori para cuidar de su colección y construir una nueva. Cristofori se volvió el custodio de los instrumentos en la corte desde 1690.

Alrededor de 1700, comenzó a trabajar en un instrumento en el cual el músico alcanzara cambios en fuerza solo cambiando la fuerza con la que las teclas eran golpeadas. En vez de la pluma usada para depilar el clavicémbalo, la innovación de Cristofori era idear una forma por la cual las cuerdas fueran golpeadas por martillos individuales cubiertos con piel de venado. Él había creado los primeros dos clavicémbalos con el primer mecanismo real de escape.

¿Qué es esto exactamente?

El mecanismo de escape

Bartolomeo CristoforiLo nuevo de esta “acción de escape” era que las cuerdas del clavicémbalo no eran depiladas, ni había una acción “tangente” como la que el clavicémbalo tenía. En vez de esto, un martillo golpeaba las cuerdas, por lo cual este instrumento era llamado el clavicémbalo de martillo.

Para 1726 parecía que había hecho que los martillos golpearan solo una de dos cuerdas. Los martillos estaban hechos por fuera de piel de venado y el simple escape permitía que el martillo escapara de las cuerdas en vez de bloquearlas, y debido a esto permitía a las cuerdas vibrar suavemente.

En esta acción de escape, el martillo se movía libremente, y no bajo el control mecánico del músico quien era el que golpeaba las cuerdas, y como resultado, el martillo podía regresar y estar listo para golpear las cuerdas otra vez.

Este fue el mayor problema de los fabricantes de pianos en todo el siglo siguiente. Si un pianista quisiera repetir una nota, le tomaba algo de tiempo al martillo regresar y después golpear otra vez las cuerdas. Cristofori después agregaría un dispositivo para retener el martillo cuando este golpease las cuerdas. Los pianistas seguían sin poder controlar la clave del momento en el que el martillo golpeaba la cuerda y regresaba.

El mecanismo de martillos de Cristofori, sin embargo, estaba muy bien diseñado, no había ningún otro que se comparara en sensibilidad y confiabilidad durante los siguientes setentaicinco años. De hecho, los complejos de acción de los pianos modernos fueron traídos directamente de este concepto original.

El patrón de Cristofori, Ferdinando murió en 1713, pero él siguió siendo el curador bajo las órdenes del sucesor del príncipe, Cosimo III. En 1716, Cosimo lo nombró guardián de todos los instrumentos musicales en la colección real de Florencia.

Cristofori hizo cerca de veinte de sus pianofortes entre 1709 y 1726. Sus instrumentos estaban bi-cordados, y todos los amortiguadores estaban en forma de cuña. Se presume que él volvió a los clavicémbalos, probablemente por una falta de interés en sus pianos. Sus pianos seguían siendo muy grandes y muy cercanos a los clavicémbalos.

Solo después, el piano evolucionó a ser de una talla más cómoda, y así se hizo de su propia identidad distintiva. Durante los inicios del siglo XVIII, la prosperidad de los príncipes Medici decayó, y como muchos otros de los empleados de ellos, Cristofori tuvo que vender su trabajo a otros. El rey de Portugal compró uno de sus instrumentos.

Quien inventó el piano

En 1726, el bien conocido retrato de Cristofori fue pintado, el cual retrata al inventor parado al lado de lo que es casi un piano verdadero. En su mano izquierda hay una pieza de papel, que se cree contiene un diagrama de la acción del piano. Desafortunadamente, el retrato fue destruido en la Segunda Guerra Mundial y solo quedan fotografías de este.

Cristofori continuó haciendo pianos hasta casi el final de su vida, haciendo mejoras continuas en su invención. En sus años de vejez, fue asistido por Giovanni Ferrini, quien iría a tener su propia carrera distinguida, continuando la tradición de su maestro. Hay evidencia tentativa de que hubo otro asistente, P. Domenico Dal Mela, quien en 1739 construiría el primer piano real.

En sus años de decadencia Crisóforo preparó dos testamentos. En el primero del 24 de enero de 1729, le dejó todas sus herramientas a Giovanni Ferrini. En el segundo, del 23 de Marzo del mismo año, cambió de opinión, dejando casi todas sus posesiones a la hermana de Dal Mela para pagarles por su devoción durante su enfermedad y, también a nombre de la caridad, le dejó la pequeña suma de cinco escudos a Ferrini. El inventor murió el 27 de enero de 1731.

En su muerte, un músico de la tiorba de la corte de los Medici llamado Niccola Susier escribió en su diario: “Bartolomeo Cristofori, llamado Bartolomo Padovano, murió, famoso fabricante de instrumentos para el Mayor y Gran Príncipe Ferdinando que descanse en paz, él fue un hábil fabricante de instrumentos de teclas, y también el inventor del pianoforte, que es conocido en toda Europa, además sirvió al su Majestad el Rey de Portugal, quien le pagó doscientos luises de oro por el instrumento dicho, y él murió, como ha sido dicho, a la edad de ochenta y un años. (Traducción de Stewart Pollens; Cristofori tenía solo 76 cuando murió).

Piano de Cola

Tres de los pianos de Cristofori aún sobreviven: uno en el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York (1720, 89.8.1219); uno en el Museo Strumenti Musicali en Roma (1722); y uno en el Muskinstrumenten-Musem de la Universidad de Leipzig (1726). El metropolitano de Cristofori, el piano más viejo que sobrevive, tiene un toque del clavicémbalo en él. Tiene un solo teclado y no tiene frenos especiales, en mucho, el estilo de los clavicémbalos Italianos de la época. Tiene 54 teclas y cuerdas muy delgadas y martillos que para los pianos de hoy, le dan un sonido más cercano al clavicémbalo que a un piano moderno.

Gottfried Silberman (1683-1753) también hizo dos pianos similares a los de Cristofori, pero eran mucho más grandes y pesados. Bach, por ejemplo, no le gustaban mucho en un principio, pero cambió de parecer mucho tiempo después. El piano se volvió más popular a finales del siglo XVII, cuando la gente estaba más abierta a otro tipo de melodías. La tendencia a ser más expresivo con un incremento o decremento en el volumen y acento, hizo posible para la popularidad del piano ganar momentum.

¿Quién inventó el Piano?
5 (100%) 1 voto

2 Comments

  1. lol 29/09/2014 en 19:10 - Responder

    looooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooool
    looooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooool
    looooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooool
    looooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooool
    me gusto mucho su articulo esta del 1#

  2. lol 29/09/2014 en 19:11 - Responder

    lol

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo con nuestra Política de Privacidad
Aceptar